Archivo y base de datos de arte mendocino.
Desarrollados por la ONG. Documentos para descarga pagos y gratuitos

Thormann Alberto

 

Thormann Alberto

Comentarios Críticos

Mendoza, 26 de agosto de 2006
Diario los Andes
Andrés Cáceres
«En Mendoza la gente no sabe dónde están los espacios de arte”
http://www.losandes.com.ar/2006/0826/suplementos/cultura/nota334220_1.htm

Está considerado por la crítica como uno de los artistas jóvenes más originales de Mendoza, con una enorme producción y suficiente venta como para hacer más de una muestra por año, sin repetir cuadros.

Los de la actual exposición se asimilan a una suerte de microvisión. Aparecen pequeños seres, elementos minúsculos que flotan en el espacio y se ocultan en las transparencias, en medio de inabarcables cielos, a veces entre rocas y mares y siempre con esa perfección técnica que caracteriza al pintor, para quien la belleza y el surrealismo son valores complementarios, impensable uno sin el otro.

THORMANN A

Lo entrevistamos en su taller en Guaymallén.

-Musso y Delhez han sido tus pilares. ¿Qué te dio uno y otro?

-Musso me dio una parte reflexiva. Me hizo entender que la pintura era algo serio, difícil de transitar. Hablamos durante muchas jornadas, sobre estilo, sobre forma, sobre color. Delhez fue mi maestro a pesar de que no me siento cercano a su imagen. Me enseñó cosas fundamentales en las que pienso cuando pinto. Y el haber estudiado arte se lo debo a mi tío Carlos Gómez. Me transmitió conceptos. De niño me gustaba verlo pintar.

-Abal decía que el color es el sentimiento. ¿Cuál es tu opinión?

-No puedo disociar el color de la forma. Por eso tengo muchos cuadros monocromos, que se sustentan más sobre la forma, sobre la profundidad o el aspecto lúdico. Me preocupa mucho el equilibrio y tengo cabeza de grabador. Cualquiera de estos cuadros los podés dar vuelta y tienen, por lo menos, dos formas para verse.

-Además del tamaño, ¿qué relación hay entre las cajas lumínicas que hiciste para la Vendimia y el mural de Chile?

-Son dos cosas distintas. La única relación es el tamaño. Las dos fueron grandes desafíos en ese sentido y también desafíos internos. Me costó llegar pero al final fue un gran disfrute. Gracias al mural, le perdí miedo al tamaño. En el caso de las cajas lumínicas había que seguir un guión, mientras que en el mural fui absolutamente libre.

-Ese mural sienta presencia de tu obra en Santiago. ¿Has expuesto en otras ciudades, cómo te ha ido?

-Expuse en Puerto Montt, en Viña, en Santiago. En Chile me encontré con gente que gustó mucho de mi pintura y la impulsó. Para mí fue un momento decisivo porque empezaba a soltarme. Ser argentino en Chile no es fácil pero a mí me fue bien. Actualmente hay obra. Y se vende. Me fatiga el ir y venir, porque voy y pinto allá. A fin de año tengo otra muestra en Santiago.

-¿Te reconocen por tu estilo?

-No lo sé. Me parece que en Chile cubro algunos espacios pero no soy un pintor reconocido. Creo que me faltó trabajo de marketing, porque eso me agobia, me aburre. Me resta tiempo para pintar. Por eso me ha venido muy bien la gestión que hace Daniel Rueda. Llevó mi obra a Punta del Este y a Marbella y me ha ido bien.

-En anterior entrevista decías que le querés devolver a la comunidad algo de lo que te da. ¿Cómo es tu relación con esta comunidad, que acusamos de conservadora, cerrada, egoísta?

-No coincido en que la comunidad mendocina sea así. Creo que está malinformada. En Mendoza la gente no sabe dónde están los espacios de arte, dónde se lo puede disfrutar. Por otro lado, los encargados, y no estoy hablando del director del museo, sino del intendente y del subsecretario de Cultura, no saben señalizar. Vivo enojado con los responsables de hacerlo, que por ahí no son tan responsables porque no están capacitados para el puesto que ocupan. El museo de la plaza Independencia debería tener arriba un edificio de cristal, que se viera desde la plaza San Martín, algo que brillara y que indicara que allí está el museo de Mendoza. Pero los espacios están empobrecidos. No le ponen un peso a ningún museo, falta iluminación, no tienen folletería, en fin, el piso donde hacen la Vendimia de la Capital es el techo del museo, y así no hay arreglo que valga.

-¿Te va bien con la ventas?

-Sí, porque me salí del circuito estatal y me he movido mucho en el ámbito privado, en eventos, en sitios especiales, en cenas de diversas entidades como Avome, etc. Los lugares son pocos y están mal cubiertos.

-Gilberto Gil, ministro de Cultura de Brasil, dijo que la cultura mejora la calidad de vida, tanto en la dimensión simbólica como en la económica y política. ¿Qué debería hacer el Estado en Mendoza en cuanto a la plástica?

-Por de pronto, poner gente idónea en los cargos de Cultura, que de hecho en Turismo se hace. En lo artístico, a nivel provincial, estoy bastante conforme como se están dando las cosas, pero me enojo muchísimo con los municipios. No hay un peso para los concursos, ni un salón donde exponer. Me pasa con Maipú, con Luján, y ni hablar de lugares como Tupungato. Tienen que crear verdaderos espacios de arte, no que después sean reemplazados por salas de conferencias y fiestas sociales. No tienen ni gente preparada ni espacios dignos. Además, no hay comunicación y es fundamental que se difunda porque eso atrae turismo, que puede ayudar mucho al segmento artístico y se va a llevar un presente de Mendoza cargado de mayor significación. El pintor comparte con la sociedad y hay una retroalimentación, pero si estamos muy preocupados por la economía o que nos duele la espalda o no tenemos tiempo, y a eso sumamos la desinformación, es muy difícil que muchos mendocinos vayan a ver una muestra.

Thormann Alberto

Nacimiento:

 

Formación:

Licenciado en Artes Plásticas, egresado de la Universidad Nacional de Cuyo

Exp. Colectivas

Ha participado en numerosas muestras en distintas ciudades de Latinoamérica.

Premios
Ha recibido 22 premios por su actividad como grabador, dibujante y pintor.

Acervo:

Sus obras se exponen y forman parte de colecciones privadas en Chile, Méjico, España, Inglaterra y Estados Unidos.

Otras actividades

Ha participado en cursos y actividades docentes en distintas ciudades de Latinoamérica.