Archivo y base de datos de arte mendocino.
Desarrollados por la ONG. Documentos para descarga pagos y gratuitos

González Eduardo

GONZALEZ EDUARDO

Comentarios Críticos

González Eduardo Por Silvia Benchimol

Texto de investigación: Poética de las artes y el diseño.

 

González Eduardo- La propuesta del artista se apoya en  dos fuentes iconográficas:  1.  La tradición pictórica regional testimoniada por un  patrimonio iconográfico de más de un siglo de antigüedad en variantes objetivistas-documentalistas,  veristas, impresionistas, posimpresionistas, internalizaciones  vanguardistas (giro hacia el subjetivismo constructivo,  expresionista, surrealista, de desplazamientos abstractizantes hacia la geometría o hacia imágenes basadas  en  la racionalidad arbitraria de la visión mediada por la emoción)   Esta fuente incluye la propia poética del pintor desarrollada hasta el año 2003 en pinturas  de caballete, murales y escenografías de la Fiesta Central de la Vendimia.  El  núcleo temático es el paisaje natural y sus versiones con indicios  de modificaciones culturales aunque sin la presencia humana explícita en la figuración. Los recursos  del lenguaje informal, gestual y matérico establecen grandes áreas de proyecciones rítmicas de la expresión;  sobre éstas   se organizan zonificaciones compensatorias, equilibrantes,  de  velocidad y direcciones no concertadas por los ritmos:   una red transparente de verticales y horizontales, acompañada de manchas  y   planos de veladuras  hacen aparecer sectores intermedios de equilibrio dinámico.Desplazamientos sesgados de las áreas absorbidas por las  zonas  producen  una moderada fluctuación espacial de relieve y profundidad, dentro de la unidad conseguida por la red lineal superpuesta. Es difícil establecer en los casos analizados  la línea de horizonte convencional, principal referente figurativo del género, de la  división simbólica entre el plano terrestre y el plano celeste, pues en estas pinturas la distribución de pesos visuales (y lógicos) y centros gravitatorios de la mirada frecuentemente contradicen la lógica clásica de la composición.  La figuración es sin embargo abocetada en formas genéricas;  la no figuración moderada en siluetas sumarias, colores  y texturas reminiscentes  tanto de la naturaleza como de lenguajes pictóricos diversos, cuya gramática formal pasa a primeros planos portante de contenidos subjetivos. 2. La segunda fuente de imágenes es la naturaleza misma: el paisaje natural ha fertilizado imaginarios poéticos de escritores y pintores locales por igual.  Aún corriendo el riesgo de hacer afirmaciones que pueden considerarse  “lugares comunes del sin sentido”  o   transformaciones de una observación ocasional en generalización  vacía de  contenidos,   formalidad anodina,  recordaremos  interpretaciones históricas y críticas de la pintura americana que en sus búsquedas  de  “constantes” y signos identitarios,  coinciden en señalar la temática dominante del paisaje (entre otras categorías producto de pulsiones de orden clasificatorio, a menudo inmovilizadoras, pero que proveen una  comprensión ilusoria y reductiva  de  una  realidad  artística extremadamente compleja y mutante.   Arte  barroco,  neobarroco, barroco mestizo, surrealista –descriptor aplicado a la literatura,  por extensión a las artes plásticas-,  colonial, poscolonial, expresionista, posmoderno, poslatinoamericano, simbólico, son algunas de las categorías aplicadas en forma deductiva y masivamente,   sin problematizaciones desde el plano empírico del hacer del arte.***La nueva propuesta del artista,  a horcajadas de las dos fuentes de imágenes señaladas, el paisaje natural y su iconografía pictórica, y de las dos posibilidades actitudinales de la expresión pictórica (figuración, abstracción)señaladas, culmina   legitimando el paisaje  como metáfora,  transfiguración ficcional del ícono (montaña, árbol, nube),  trasvasamiento simbólico de valores con gran  libertad imaginativa se afirman  frente a la experiencia simplemente  perceptiva de la naturaleza y la tradición artística.

*Registro sintético de  observaciones sobre poética  de producción: procesos y resultados.

** Poética de la producción (operaciones ) de autor:

En síntesis,  es posible definir la   fase primera de la proposición poético- visual del artista  como fusión o mixtura de figuración  y abstracción.  Hibridación  de lenguajes plásticos, eclecticismo tendiente a la síntesis innovadora. La expresión de  la intencionalidad pictórica  trasciende  la entelequia que opone figuración y no figuración en las artes visuales.  Más allá de  la bifurcación  artificial,  las  dos actitudes estéticas se reúnen en las representaciones del  género paisajístico, tamizado a través del concepto moderno  de libertad del artista, que le permite alejarse de las funciones icónicas en  las formas y  elementos plásticos.   La segunda fase (2003.2004) acentúa el esquema abstracto de orden como experiencia originante, combinando en el marco de las zonas establecidas por la intuición geométrica en el plano de representación, macrovisiones y microvisiones yuxtapuestas sin solución de continuidad.  El artista recupera las funciones representativas del color, las texturas, la transparencia, pero sin determinarlas por  formas  icónicas correspondientes a una expresión basada en la mimesis de la naturaleza.

**Poética de la interpretación:

Desde  la montaña a la geometría ascética que concibe sin figuras las propiedades matemáticas de los cuerpos:  el blanco incandescente de las capas  la nieve , el desierto dilatado de valles y mesetas, las ilusiones arquitectónicas de la tierra de las laderas de barrancos y precipicios, la transparencia del agua y del cielo,  sus  formaciones nebulosas o cristalinas,  el color de la distancia reflejado  en manchas atmosféricas y la fuerte escenografía de violeta de la cordillera lejana son extensiones cromáticas expandiéndose en la superficie del cuadro sin contornos definidos. Sin embargo hacen alusión muy clara a la representación de figuras naturales. La simetría especular de la luz reverbera duplicando  la  imagen,  o multiplicándola  en planos reflectantes;   la explosión de destellos,   reflejos y espejismos de  las luces artificiales de una visión urbana nocturna,  lluviosa, se recompone en una organización de cristal facetado  pero hecho de  planos flexibles, atravesados por relieves, transparencias, pliegues .   De todo este magma vivencial el artista abstrae sólo las extensiones cromáticas, las transparencias, las iridiscencias,  las texturas,  a escalas microcósmicas o macrocósmicas de la naturaleza, y las pone en consonancia secreta con la materia pictórica – y sus concreciones azarosas- , en asociación a las imágenes conocidas y reconocibles en el presente con tecnologías que hacen de la visión normal un episodio incierto de la apariencia de lo “real” objetivo. Sintetizando:  el pintor Eduardo González recupera funciones representativas de los elementos plásticos -por asociación cromática y de apariencia superficial- en un  sentido diferente al que la figuración  es entendida en la  tradición occidental de la pintura;   los incorpora a una organización no figurativa.

*Síntesis interpretativa de las pinturas 2003-2005

El paisaje ha inspirado a pintores y escritores regionales de modos conceptivos muy variados que se  movilizan  entre  objetivismo y  subjetivismo radicales, entre naturaleza y geometría. Entre la plástica figurativa en la que el paisaje es “ícono”, y la no figurativa en la que éste se transmuta,  o mejor dicho desaparece  en extensiones de color y geometría lineal de pureza plástica, existen posibilidades expresivas diversas objetivadas por  la pintura e instituidas  en su tradición. La pintura regional   ha afirmado con preferencia  la primera concepción. Eduardo González transgrede la entelequia que bifurca los caminos de las dos estéticas.  Sus  pinturas  podrían llamarse contrapuntos visuales porque se deslizan  con fluidez entre figuración y no figuración,  alejándose del “ícono” hacia la metáfora, o a la inversa, con total dominio de su programa plástico de   libertad expresiva  a través de la permutación de  dimensiones poéticas. En el  conjunto de pinturas 2003 – 2004 se podría interpretar como experiencia originante a un esquema  abstracto.  Sin embargo, el artista introduce texturas cromáticas y transparencias, visiones  del paisaje  -oscilantes entre escalas micro y macro- difícilmente separables de una  experiencia ultrasensible  de la naturaleza.Así es que la transfiguración ficcional orienta a la mirada sobre los cuadros en los que se despliegan en planos la cromaticidad translúcida de la distancia, la iridiscencia  de la nieve,  los dibujos del agua en la tierra, la  arquitectura de nubes y follajes, la montaña.   Los objetos en sí,  su dimensión cotidiana,   no  interesan estéticamente al pintor.    No es la montaña, sino la trama de luz que  hace visible el  interior mineral; no es la nieve sino su estructura  cristalina. Del esquema abstracto  conserva sólo una red de horizontales y verticales fragmentarias,   huellas de la intuición geométrica que  provee un orden oculto de paralelos y meridianos a   imágenes que podrían interpretarse como cartografías de la realidad concreta.  Y ésta,   transformada  en una entidad  a medias percibida,  imaginada e inventada aparece con los relieves ilusorios de  un  espejismo.  La imagen diseñada con la levedad del  reflejo de su propia refracción,  color liberado de los objetos pero no de sus texturas y pliegues  superficiales,   configura sobre el cuadro   mapas  translúcidos  trazados por la luz en desplazamiento diagonal.    Cada cuadro es una sugerencia cromática,  una  evocación imaginario-pictórica en la que Eduardo González renuncia tanto a la representación  de lo percibido como a la abstracción matemática para  construir   metáforas de la  belleza  con  permutaciones poéticas,  entre aquello  que queda en la memoria y en la imaginación después de la percepción, y los resabios de conocimiento  de la vivencia geométrica de  naturaleza y  pintura.  Intercambios entre dimensiones de diferentes escalas,  entre estéticas anteriores a toda experiencia y posteriores al conocimiento.  Paisajes después del paisaje, pinturas más allá de la pintura.

*Algunas observaciones sobre su intervención en la Vendimia 2005

La tradición de las culturas agrarias ancestrales de ritualizar los cambios de estaciones como ciclos de muerte y renacimiento de la naturaleza,  tiene hace más de cinco décadas una expresión local vinculada a la cosecha de los viñedos de características espectaculares.Su origen se remonta a la vida productiva en el campo mendocino, era una celebración popular de obreros rurales y familias campesinas.  El perfil actual de la fiesta en el ámbito urbano, con recursos tecnológicos sofisticados, una puesta en escena dentro del género de las artes performativas, transmisiones en vivo por canales de aire y de cable hacia todo el mundo, proyecciones simultáneas en pantallas gigantes, posee aún un espíritu popular, pero dentro de un concepto actualizado.Podría describirse como un espectáculo audiovisual de despliegue de múltiples manifestaciones, musicales, coreográficas, escenográficas, visuales, lumínicas, posee un guión argumental que persiste en la tradición local pero estetizada por asimilación de lenguajes artisticos  y  tecnología de avanzada.Sin embargo los esfuerzos de fusión de los distintos géneros del arte y técnica culminan en una obra de arte efímera.  Dos noches en las que se concentran sincrónicamente las variables para luego desmontar en pocos días las estructuras que hicieron posible la breve fantasía nocturna. Los comentarios periodísticos posteriores a la fiesta generalmente valoran  los diseños coreográficos, de vestuarios,  la selección musical, la calidad literaria de los textos y las teatralizaciones.  Rara vez comunican algo particular sobre las llamadas “cajas de luces” o “cajas lumínicas”.Pero las cajas cuyo diseño funcional interno es sumamente complejo y requiere la participación de un equipo de técnicos especializados, quienes deben unir su trabajo a la concepción arquitectónica del espacio representativo  y al diseño plástico exterior  visible.  Este año el artista plástico Eduardo González  diseñó las imágenes visionables y sus secuencias de cambio, constituyendo uno de los atractivos más impactantes para los espectadores (in situ o televisivos)  Alternadamente aparecen y desaparecen, flotando en el  aire, paisajes, símbolos, astros celestes, montañas, frutos de la tierra.Las cajas en conjunto forman planos flexibles a escala monumental coherente con la escala de la naturaleza y la arquitectura del teatro excavado en los cerros, como en la antigua Grecia. Sobre los planos se desarrollan las figuras que envuelven al espectador con la sensación de estar en el interior de una obra de arte cuadrimensional.  Segundos después se transforma en un telón bidimensional  multicromático tras el espacio escénico y sobre él, para alejarlo visualmente del público que siente el cambio perceptivo como si estuviera sentado en un panóptico ante el espacio infinito.  La sensacion paradójica del  espectáculo de color luz, materia inasible que es contenida y estructurada por los diseños plásticos produce un fenómeno  casi de espejismo o ilusión perceptual.Eduardo González es el creador de los diseños delas cajas a las que podemos denominar pinturas o escenografías lumínicas de secuencias de cambios prefijados, como integrante del equipo ganador por concurso abierto  por proyectos 2005  bajo la dirección del músico Golondrina Ruiz. Si la complejidad del diseño interno de las cajas sugiere una organización fractal por el contrario el lenguaje plástico de E. González sugiere una poética de síntesis y de geometría oculta que une y desplaza los distintos estratos cromáticos del plano de representación.  La expresión sensible a nuestro paisaje y a los símbolos de la vida rural evoca líricamente la montaña esquematizada en un triángulo de superficie atravesada por los caminos del agua. El conjunto duplicado en el espejo de agua de la base del escenario acompañado por frisos lumínicos y ritmos de réplica en el espacio superior toma un  vuelo que  parece rodear al valle imaginario donde se festeja la cosecha.  Otra vez la paradoja y la ambigüedad de la imagen  actúan  como imanes mágicos y oníricos para la mirada del público.Si bien hemos descripto a la Fiesta de la Vendimia como un hecho efímero, quedan este año pinturas murales, realizadas también por el creador de las cajas de luces , con los mismos códigos plásticos de éstas, pero en lugar de un soporte translúcido se trata de un plano curvo de cemento y de pigmentos materiales.Los murales situados en la pared que separa las graderías, extendidos horizontalmente entre los tres radios principales de la estructura constructiva teatral, fueron concebidos como una intervención no sólo arquitectónica sino paisajística monumental, fusionándose con los cerros y el cielo. Por otra parte, cerraron el espacio del público para incluirlo en la belleza del espectáculo visual de las pinturas de luz móviles y transformables.

 

Formación: 

Profesor de Bellas Artes. Universidad Nacional de Cuyo. Facultad de Artes 

Exp. Individuales 

1993

Pinturas “Mirada otra de la Naturaleza”. Galería Hoy en el Arte. Gascón 36. Buenos Aires.

1991

Pinturas “Mirada otra de la Naturaleza”, Galería Hoy en el Arte. Gascón 36. Buenos Aires.

1990

Dibujos. Galería de Arte Lascaux. Mendoza.

1985

Carbonillas y Aguadas. Galería Praxis. Mendoza.

Carbonillas y Aguadas. Galería Hoy en el Arte. Buenos Aires.

1984

Pinturas, Galería Praxis. Mendoza.

1980

Pinturas, Ateneo Popular de la Boca. Buenos Aires.

1997

Pinturas “Espacios”. Casa de Mendoza. Callao 445. Buenos Aires.

1996

Pinturas “Paisajes”. Galería Hoy en el Arte. Buenos Aires.

1975

Dibujos, Asociación de Artistas Riocuartenses, Córdoba.

Exp. Colectivas

  Participación en 300 exposiciones colectivas desarrolladas en Mendoza, Córdoba, San Luis, San Juan, Buenos Aires, Santa Fe. Intervención en Salones Municipales, Provinciales y Nacionales.Participación en Salones Nacionales:Entre otros:

 

1995

Salón Nacional de Artes Plásticas (Pintura)

1994

Salón Nacional de Artes Plásticas (Pintura)

1993

Salón Nacional de Artes Plásticas (Pintura)

1992

Salón Nacional de Artes Plásticas (Pintura)

1985

Pinturas, Jornadas Culturales de Mendoza en Córdoba. Centro de Exposición Obispo Mercadillo.

Jornadas Culturales de artistas mendocinos en la ciudad de Córdoba.

Dibujos y Pinturas. Galería de Arte. Diario Los Andes.

Dibujos y Pinturas. Universidad Tecnológica Nacional. Facultad Regional Mendoza.

1984

Pinturas, Galería Hoy en el Arte. Buenos Aires. 4° Muestra de Artistas Plásticos de Mendoza

1983

Pinturas, Galería Hoy en el Arte. 3° Muestra de Artistas Plásticos Mendocinos.

1981

Pinturas, Galería Hoy en el Arte. 1° Muestra de Artistas Plásticos de Mendoza.

 

 

Premios 

1° Premio Pintura. Escuela de Bellas Artes, Manuel Belgrano. Municipalidad Ciudad de Río Cuarto. Córdoba. 1964.

1° Premio Pintura, Concurso de Manchas, Día de la Ciudad de Río Cuarto, Dirección de Cultura, Río Cuarto, Córdoba. 1966.

1° Premio Dibujo, Dirección de Cultura, Sesquicentenario de la Independencia, Dirección de Cultura, Río Cuarto, Córdoba. 1966.

1° Premio Pintura, Dirección de Cultura, Sesquicentenario de la Independencia, Dirección de Cultura, Río Cuarto, Córdoba. 1966.

Premio Estímulo-Pintura, Concurso de Manchas. Dirección Provincial de Cultura, Mendoza. 1968

1° Premio Pintura, Centro de Estudiantes, Esc. Provincial de Bellas Artes, Mendoza. 1969

1° Premio Dibujo, Salón Poemas Ilustrados, Instituto Superior de Secretariado Ejecutivo, Mendoza. 1969.

. 1° Premio Pintura Mural, Dirección Provincial de Turismo, Municipalidad de Capital, Mendoza. 1970

1° Premio Pintura Mural, Cámara Empresaria de Maipú, Esc. Serú, Municipalidad de Maipú, Mendoza. 1970.

1° Premio Pintura Mural, Dirección de Cultura de Municipalidad de Godoy Cruz, Mendoza. (1° Concurso). 1970.

2° Premio Pintura Mural, Dirección de Cultura Municipalidad de Godoy Cruz, Mendoza. 1970.

4° Premio Pintura, Categoría Profesional, Salón Alba de Pintura a Aire Libre, Buenos Aires. 1977

1° Premio Pintura Concurso de Pintura al Aire Libre, Municipalidad Ciudad de Buenos Aires y Asociación Av. de Mayo, Buenos Aires. 1979.

1° Premio Pintura, Salón de Pintura, Municipalidad Gral. San Martín, Dirección de Cultura, Buenos Aires. 1979.

1° Premio Pintura Mural, Concurso de Murales preselección de bocetos, Municipalidad Gral. San Martín, Buenos Aires. 1979.

Premio Mención Pintura, Concurso de Pinturas, Municipalidad de Almirante Brown, Secretaría de Gobierno, Dirección de Cultura, 3° Semana de la Cultura, Buenos Aires. 1979.

1° Premio Pintura, Ateneo Popular de la Boca, Buenos Aires. 1979.

Premio Promoción Ateneo Popular de la Boca, Buenos Aires. 1979.

Seleccionado Concurso, 2°, 3°, 6° y 8° Salón Anual de Manchas, Museo Eduardo Sívori, Municipalidad Ciudad de Buenos Aires. 1979.

3° Premio XXIII Salón Anual de Manchas, Museo Sívori, Municipalidad de Buenos Aires. 1980

1° Premio Dibujo, Salón Bienal Municipal, Mendoza. 1981.

Seleccionado representación de Mendoza, Pintura, Salón Rotary Club, Galería WILDENSTEIN, Buenos Aires. 1981.

3° Premio Pintura, 8° Salón Bienal, Gobierno de Mendoza, Ministerio de Cultura y Educación de Mendoza. 1982.

2° Premio Dibujo, Salón Vendimia Artes Plásticas, Mendoza. 1982

1° Premio Dibujo, Salón Vendimia de Artes Plásticas. Ministerio de Cultura y Educación de Mendoza. 1983.

3° Premio Pintura, 1° Salón de Pintura, “Franklin Rawson”, Gobierno de la Provincia de San Juan, Centro Cultural. 1983

Premio Mención Dibujo, XXII Salón Nacional de Artes Plásticas, Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación. 1983.

2° Premio Pintura, XV Bienal Municipal de Artes Plásticas, Dirección de Cultura de la Municipalidad de la Capital, Mendoza. 1983.

1° Premio Pintura Consejo Profesional de Ciencias Económicas. 1983

1° Premio Pintura, 1° Salón de Pintura Alba al Aire Libre de Cuyo. Ministerio de Cultura y Educación de la Provincia, Mendoza. 1983.

1° Premio (por participación) SAAP, Sociedad Argentina de Artistas Plásticos, Salón de Pequeño Formato, Buenos Aires. 1983.

Premio Mención, por Jurado SAAP, Idem anterior. 1983.

2° Premio Pintura, Salón de Pintura, Cambio Santiago, Mendoza. 1984

2° Premio Pintura, Salón de Pintura, Fiesta Provincial de la Flor, Mendoza. 1984

Seleccionado representación Provincia de Mendoza, Valores Plásticos del interior, Centro Cultural Las Malvinas, Buenos Aires, Dirección Nacional de Artes Visuales. 1985.

. 1° Premio Pintura, Salón Vendimia, Artes Plásticas, Mendoza. 1987

1° Premio Pintura, Salón “Franklin Rawson”, de las Provincias de Cuyo, San Juan. 1988.

1° Premio Salón de Acuarelas, Alejandro Chiapasco, Mendoza. 1989.

Gran Premio de Honor Pintura, Fondo Nacional de las Artes – Salón Vendimia, Mendoza. 1991

1° Premio Mural – Solarium Ala Este Hospital Central – Director del Proyecto – Trabajo Grupal. 1992

Distinción “Huésped de Honor”, otorgado por la Universidad Nacional de Río IV – Córdoba. 1995  

Acervo: 

Museo Fernando Fader, Museo Municipal de Arte Moderno, Salas provinciales de Cultura y colecciones particulares del país.

 Activ. Académica 

 

1986. Profesor Titular, dedicación simple, efectivo. Cátedra de Dibujo y Pintura. Carrera Escenografía. Escuela de Teatro. Facultad de Artes. Universidad Nacional de Cuyo. 1986. Profesor Titular, dedicación simple, efectivo. Cátedra de Dibujo II. Escuela de Cerámica. Facultad de Artes. Universidad Nacional de Cuyo. 1986. Taller de Pintura. Escuela de Artes Plásticas. Facultad de Artes. Universidad Nacional de Cuyo. 1987. Profesor Titular, dedicación simple, interino. Escuela de Artes Plásticas. Facultad de Artes. Universidad Nacional de Cuyo.1990. Profesor Titular, dedicación simple, interino. Dibujo y Pintura. Escuela de Teatro. Facultad de Artes. Universidad Nacional de Cuyo. 1985. Profesor del Taller de Dibujo y Pintura, ciclo Extensión Cultural, cargo obtenido por concurso de antecedentes y mérito. Universidad Tecnológica Nacional, Facultad Regional Mendoza. 

Otras actividades 

1974. U.N.C. Escuela Superior de Artes. Beca capacitación y prestación de Servicios “Educación a través del Arte” (Instituto 20 de junio), Mendoza.1977. U.N.C. – CIUNC, Beca de iniciación a la investigación para graduados; Técnicas y procedimientos de la pintura mural. Historia y Evolución.1978. U.N.C. – CIUNC, Renovación Beca de iniciación para graduados.1980. U.N.C.  CIUNC, Beca de Perfeccionamiento “El Mural”, incorporación en el ámbito plástico.1986. “El Dibujo, Creación Artística y Docencia”. Proyecto Programa de cátedra, en ejecución.1995. A) Participación como Co-Director en la Beca para perfeccionamiento Docente Consejo de Investigación de la U.N.C. (CIUNC). Título del Proyecto: “Investigar la realización de obras artísticas con hierro fundido”. Becaria: Prof. Patricia Aisum. Director: Prof. María Inés Rotella.1998. Co-director Proyecto de Investigación “Historia del Taller de Pintura en la Facultad de Artes. Universidad Nacional de Cuyo, con subsidio Universidad Nacional de Cuyo.1985. Asesor de la Subsecretaría de Cultura del área de Artes Plásticas.1980. Coordinación de la Sección de Artes Plásticas, Jefe área de Artes Plásticas, Dirección de Cultura, Subsecretaría de Cultura, Ministerio de Cultura y Educación, Mendoza. Hasta 1995.1990 a 1994.  Coordinador Area Talleres Artes Plásticas. Aulas para el Tiempo Libre. Director de la Escuela de Artes Plásticas de la Facultad de Artes. Universidad Nacional de Cuyo. (Continúa). 1992 a julio 1998.Director del Grupo de Carreras de Artes Visuales. Facultad de Artes. Universidad Nacional de Cuyo. De agosto de 1998 y continúa. 

GONZÁLEZ  Eduardo Alberto