Archivo y base de datos de arte mendocino.
Desarrollados por la ONG. Documentos para descarga pagos y gratuitos

Gandolfo Miguel

Comentarios CríticosGandolfo Miguel por Eva Grinstein Acaso desconcertados por la combinación de destreza técnica y ausencia de “temas”, muchos espectadores de la obra de Miguel Gandolfo buscan referencias tranquilizadoras y encuentran que sus piezas de madera son laberintos, cintas, nudos, arquitecturas. Y probablemente lo sean, pero lo que las hace valiosas no tiene ninguna relación con el mundo exterior de las imágenes y los significados; lo que las eleva se produce hacia adentro en la intuición -inaprensible- del artista y cobra forma para que otros puedan ver también el fruto de su obsesión y laboriosidad. Las maderas de Miguel se construyen como sistemas cada vez más complejos y cada vez más simples que se ofrecen con humildad, sin pretensiones de gloria, con la extraña convicción del que tiene oficio para deslumbrar y libertad para experimentar.

GANDOLFO

Texto de Fabián Lebenglik

 (publicado en Pagina 12 del 22/10/02)

“La muestra continúa con la obra de Valdivieso, una serie de impecables relieves blancos, hechos con gasa enyesada sobre madera, donde se cruzan el patrón del diseño textil a través de rigurosas grillas geométricas. Pintura, escultura y grabado se funden simbólicamente en trabajos que, alternativamente, se conciben simultáneamente como piezas aisladas y como partes de una serie. En este ultimo caso, la serialidad es entendida como continuación de una obra en otra. Por una parte, hay diseños autónomos, que empiezan y terminan dentro del mismo cuadro, por la otra, hay diseños que van hasta el corte de la madera y que juegan simbólicamente con la continuidad hacia fuera de la obra. La artista cita tangencialmente la serie de las Ramonas de Berni, especialmente los vestidos que el maestro fabricaba a partir del ready made, del encuentro casual de retazos incluidos en collages. En este caso, el efecto se logra a través de un procedimiento inverso”.

TEXTO EPISTOLAR DE RAFAEL CIPPOLINI (sin publicar) donde contextualiza la obra de Miguel Gandolfo en el marco del Arte Contemporáneo Argentino.

 En los noventa estuvo muy presente (más que en las tres décadas anteriores) una lectura crítica de los diversos proyectos concretos de los años cuarenta (en los sesenta aún persistían etapas subsecuentes de los artistas pioneros y variaciones de discurso sobre las experiencias que estos trazaron; es decir, el recambio generacional – en estas investigaciones – fue muy leve y la cosmovisión a la que obedecían continuaba en las coordenadas de sus maestros).En la lectura de los noventa a la que hago referencia se destacan dos actitudes muy distintas hacia los enunciados que organizaron los temarios asignados a la progresión de imágenes:Aquellos que, desde una perspectiva asumida como intimista y personal – ya no bajo el amparo de ningún rótulo lo suficientemente grupal o de tendencia o programa determinante – se reconocieron en los concretos históricos, situándose a conciencia en clara confrontación / diálogo estético con las producciones de aquellos (Siquier seguirá siendo, junto a Gachi Hasper y Nicolás Guagnini, seguramente, los paradigmas de este heterogéneo grupo).Otros artistas que no se hacen cargo de las corrientes concretas, sino que declaran que su obra «coincide sorpresivamente» con los modelos históricos; tal es el caso de Kacero; el de Fabián Burgos es más complejo, en tanto su filiación asumida es muy posterior y sus primeras obras no abrevaban en las maquetas de los cuarenta / cincuenta; también es limítrofe el de Ballesteros, cuya evolución da cuenta de una mitología personal de las transformaciones de su imagen, desde la historieta y sus viñetas amplificadas hasta los dibujos en líneas de lápiz construidas desde minuciosas premisas. El Manifiesto Frágil que vino a cerrar los noventa y anunciar otras líneas de investigación en el dos mil fue, quizá, el intento por mixturar ambas posiciones en un diálogo común (asumir el contagio de otras estéticas, contaminar aún más los discursos, intervenir espacios en la ejecución de murales concretos, etc).Es claro que una obra como esta tuya, cuya imagen me enviás, preanuncia una nueva derivación: porque, atenta a los modelos históricos de su origen y a las actividades de los artistas intimistas (en un futuro serán conocidos como «concretos intimistas») de los noventa, tu trabajo – así también como el de Miguel, desde su propia poética – se atreve con materiales disímiles y una distinta perspectiva del ornato (digo poética en tanto poética de materiales, de elección de texturas y exploración de las posibilidades que el mismo soporte despliega desde sus indagaciones técnicas). Si Kacero (cuyo proyecto es, desde sus objetos, deslimitar su presencia como artista irresponsable en la indefinición de una indolencia histriónica) aborda su «concretismo casual» con materiales hasta él inéditos, Uds (vos y Miguel Gandolfo, de maneras diversas) representan, seguramente, la primera avanzada de escultura de esta emergencia de «concretos intimistas». (Odio las comillas, pero trato de ser clarísimo). El ejemplo de Guagnini, en tanto, obedece a un orden de citas, a una inscripción historicista que intenta, a toda costa, mixturar lo concreto con lo conceptual, dirección diversa a la que uds. transitan.Tu línea de trabajo es muy auspiciosa, dado que implica todo un territorio a explorar.BesosRafael

1900/2000″ DE ADRIANA HIDALGO EDITORA PUBLICADO EN 2003. Alejandro Puente2.001

 

El trabajo le da sentido a la sociedad: la humaniza.Esta definición puede aplicarse a las obras de Miguel Gandolfo. Sus hábiles manos eligen, seleccionan, cortan, ensamblan y definen sus construcciones. Al mismo tiempo, cómo no ver en ese rigor una doble lealtad a la idea y a la materia, las cuales manifiestan una lógica de las formas, las líneas y los espacios.Al igual que algunos de los artistas de su generación, Gandolfo no cuestiona la Geometría, al contrario, la utiliza, pero marcando diferencias a partir de ella.Mas allá de la diversidad que encuadran las definiciones académicas, las obras de este artista comunican saberes y sensaciones.A diferencia de las fantasías –más declamatorias que reales de ciertos colegas de principios del siglo XX-, sus trabajos no pretenden cambiar el sentido del arte, sino que producen estímulos placenteros por su saber constructivo, sus espacios activos y dinámicos que movilizan la mirada del espectador.Algunos de ellos son escrituras o jeroglíficos que no se registran como graffiti o ideogramas sobre soportes diferentes. Se desarrollan en el espacio, con espesor y peso, no para ser leídos, sino para ser vistos. No hay que comprenderlos, sino contemplarlos.Como valor agregado, muchas de sus construcciones tienen marca de origen y procedencia. Fueron realizadas con maderas de toneles de vino, en las cuales este liquido elemento dejó sus huellas; tiñó, impregnó y coloreó esta antigua materia. La impregnación no está exaltada, Gandolfo nos convoca a descubrirla como una sutileza más en los aspectos plurales de su obra.

Cayetano Arcidiácono

CATALOGO. ESCULTURAS. ESPACIO CONTEMPORÁNEO DE ARTE. 2003

Toda historia tiene un comienzo. Inicio al que, en muchas oportunidades se vuelve por distintos motivos. En este caso tiene que ver con una evaluación, con un crecer. Al árbol que se tiene en el jardín, vereda o en la plaza a la que se acude en oportunidades se lo ve grande, robusto, sano, de buena sombra. ¡Cuánto ha crecido!, se dice uno. En ese instante se está regresando al comienzo de la historia, de otra manera sería difícil ver esos cambios que sólo pueden verse por comparación Así se puede evaluar su crecimiento y desarrollo en el tiempo, maestro éste de transformaciones. Hablando de historia, de árbol, de madera, de maduración se puede hablar también de Miguel Gandolfo, con quien todo esto tiene mucho que ver. No porque sea él de madera, ni mucho menos un árbol, pero sí como hacedor de la madera. Así como he tenido la oportunidad de estar al lado de un árbol en el transcurso de su crecimiento, también tuve el honor de estar cerca de Miguel en su transitar por ese camino hermoso de golpear-se de tabla en tabla, sentir el dolor de una astilla, o el frío dolor del acero de una herramienta. Para él todo este espacio tiempo ha sido un jardín donde se fue abonando entre aserrín, viruta, álamo o viraró. Ha sido un tiempo donde el abono, que le permitió crecer con fuerza, también le dio la valentía de enfrentarse a una buena poda. Supo someter-se a un despojo de formas de trabajo que de alguna manera le impedían un avance en el encuentro con el acabado, Cuánto valor tiene el poderse enfrentar con algo muy difícil como la impaciencia, la velocidad, la indiferencia o el desconocimiento en los detalles, la duda en la manipulación de un material. Todo artista tiene la obligación de vivir su material, hacerlo propio, darse el tiempo de su caricia, el de la meditación en el acabado, en el ensamble, Miguel lo consiguió. Consiguió una nueva herramienta liberadora en la formación de nuevas ideas, en las que se puede estar limitado o anclado en nuevos proyectos sin el dominio del oficio. Por momentos parecerían frases triviales de situaciones comunes. Pero no es así. Estoy hablando de Miguel Gandolfo, un ser con cualidades como hombre y también como artista. Miguel es ese artista nato, que en una nueva creación de su vida, fue capaz de dar forma a la obra de arte, con la incorporación de otra obra, el oficio. Falta para este final feliz una pequeña pulidura. Pero creo que, a la perfección, también le falta algo.

Nacimiento: 1965

 Formación:En 1993 egresa de la carrera de artes plásticas de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Cuyo . Desde 1987 participa de cursos y capacitaciones ligados a la teoría y páctica del arte, en especial de las últimas tendencias. En 2000 realiza el seminario de postgrado “introducción al lenguaje visual y semiótica de la imagen plástica” dictado por el arquitecto Horacio Anzorena, en la sede de la FAYD de la UNC.Es ebanista de oficio de tercera generación familiar. Expone desde 1986 dibujos, comics y esculturas.

 Exp. Individuales 

 2006Galería Praxis Buenos Aires. 

2003ESPACIO CONTEMPORANEO DE ARTE (esculturas) Mendoza.CENTRO CULTURAL ROJAS (esculturas) CURADOR Jorge Gumier Maier Buenos Aires.

2001ESPACIO OJO AL PAÍS CENTRO CULTURAL BORGES (esculturas) CURADORES Alejandro Puente y Luis Felipe Noé Buenos Aires.MUSEO TORNAMBÉ (esculturas) San Juan.INSTITUTO NACIONAL DE VITIVINICULTURA (esculturas) Mendoza.

2000GALERÍA KRASS (esculturas) Rosario.MUSEO MUNICIPAL DE ARTE MODERNO “QUESADA GADOLFO” (esculturas) CURADORA Laura Valdivieso Mendoza.

1999CENTRO CULTURAL CANAL 7 (esculturas) Mendoza.SPAZIO APERTO CONSULADO DE ITALIA (dibujos y esculturas) Mendoza.

1996EXPOSICIÓN RETROSPECTIVA DEL FUTURO Museo de Arte Moderno (esculturas) Mendoza. 

Exp. Colectivas 

Ha participado en numerosas exposiciones colectivas, dentro y fuera del país.

Algunas de ellas son:

2006 -ARTEBA Buenos Aires-PURODISEÑO Mendoza 

2005-PUROARTE Feria de Galerías de Arte Mendoza-ED espacio de arte y diseño contemporáneo Mendoza

 2004-MUESTRA ITINERANTE «l’arte costruisce l’europa: costruttivismo, concretismo, cinevisualismo e madi internazionali per l’unificazione europea; opere esemplari di sintesi nel formato di cm 20×20» Arte Struktura, 20121 Milán Italia.-PUROARTE Feria de Galerías de Arte Mendoza. Museo Municipal de Arte Moderno-Muestra ARGENTINA PINTA BIEN Museo Municipal de Arte Moderno de Mendoza y Centro Cultural Recoleta de Buenos Aires

2002-“A TRAVES DE LA LUZ” Gandolfo / Kain / Fiore (esculturas lumínicas) Sala Eutopía Mendoza Plaza Shopping Mendoza.-PREMIO FUNDACION BANCO CIUDAD Museo Nacional de Bellas Artes Buenos Aires.-COLECCIÓN “20 X 20” ARTE STRUKTURA Asociación Cultural Centro Internacional de Arte Contemporáneo Milán Italia.-GALERIA D’ ETE París Francia.

 2001-ARTEBA Feria de Galerías de Arte Buenos Aires

1999-MUSEO DE ARTE MODERNO Arte Argentino Contemporáneo Siquier, Ballesteros, Kacero, Hasper, Gandolfo.-ARTE ARGENTINO CONTEMPORÁNEO Siquier, Ballesteros, Kacero, Hasper, Gandolfo Museo De Arte Moderno Mendoza; 

1.996-MUESTRA “A: E, I U O” Centro Cultural Recoleta (esculturas) Buenos Aires.

1995-ARTISTAS DE MENDOZA EN ITALIA Sede de la Región de la Emilia Romagna (esculturas) Bolonia Italia.

Premios 

No quiere poner premios. 

Bibliografías:

 DIARIO PÁGINA 12 (Buenos Aires) del 20/08/1.996. Artículo A-E-I-U-O “Siglas de fin de siglo” por Fabián Lebenglik. 1.996

-DIARIO UNO (Mendoza) del 06/06/1.999, Suplemento Cultural El Altillo. Artículo “Tocar Madera” por Rubén Valle. 1.999

-DIARIO UNO (Mendoza) del 26/11/1.999. Artículo “Marginalidad del tiempo, fragilidad del espacio” por Oscar Guillén. 1.999

-ALGUNOS TEXTOS 1.993-1.999 de Marcelo Pacheco. 1.999

-DIARIO LOS ANDES (Mendoza) del 28/05/2.000. Artículo “Miguel Gandolfo y sus objetos imaginarios” por Marcelo Pacheco. 2.000

-DIARIO LOS ANDES (Mendoza) del 26/09/2.000, Suplemento Fin de Semana. Artículo “Reunión cumbre”. 2.000

-DIARIO UNO (Mendoza) del 04/08/2.000, Suplemento Escenario. Artículo “La talla de dos generaciones”. 2.000

-DIARIO UNO (Mendoza) del 06/08/2.000, Suplemento Cultural El Altillo. Artículo “Antiesculturas” por Laura Valdivieso. 2.000

-DIARIO PÁGINA 12 (Buenos Aires) del 22/08/2.000. Artículo “Esculturas de razón y locura” por Fabián Lebenglik. 2.000

-DIARIO PÁGINA 12 (Buenos Aires) del 13/03/2.001. Artículo “Tendencia de uno solo” por Laura Valdivieso. 2.001

-REVISTA DE ARTES PLÁSTICAS EL LABERINTO (Buenos Aires) Año 1 Nº 4. Artículo “Ojo al País: artista invitado Miguel Gandolfo”. 2.001

-DIARIO LOS ANDES (Mendoza) del 06/05/2.001, Suplemento Cultura. Artículo “Ojo a Mendoza” por Laura Valdivieso. 2.001

-REVISTA DE ARTES PLÁSTICAS RAMONA (Buenos Aires) número 13 junio 2.001, pág. 16. Artículo “Dossier Abstracción. Abstracción en los ‘90”. 2.001

-DIARIO LOS ANDES (Mendoza) del 08/09/2.002, Suplemento Espectáculos. Artículo “A Través de la Luz”. 2.002

-DIARIO LOS ANDES (Mendoza) del 03/11/2.002, Suplemento Cultura. Artículo “Arte de hoy en un no-lugar” por Andrés Cáceres. 2.002

-DIARIO PAGINA 12 (Buenos Aires) del 26/10/2.003, Suplemento Radar. Artículo  sobre la exposición en el Centro Cultural Rojas por Santiago Rial Ungaro. 2.003

  

Acervo:Sus obras integran las colecciones del Museo Emiliano Guiñazu «Casa de Fader» Mendoza, Museo de Arte Contemporáneo Argentino de Rosario, Colección “20 X 20” ARTE STRUKTURA Asociación Cultural Centro Internacional de Arte Contemporáneo Milán Italia, Fundación Auge Mendoza, Colección Bruzzone Buenos Aires, Colección Mauro Herlitzka Buenos Aires, Colección Jaim Etcheverry Buenos Aires y en colecciones privadas de Francia y EEUU , Museo de Arte Contemporáneo de Rosario MACRO, y recolección del Malba

 Otras actividades 

Desde 2001 participa de la feria de galerías ARTEBA en Buenos Aires. Fue profesor de la escuela dominical de dibujo y pintura al aire libre y presidente de la Asociación para la radicación de artistas y artesanos del Bermejo, El sauce  y Colonia SegoviaHa realizado también escenografías para teatro.