Archivo y base de datos de arte mendocino.
Desarrollados por la ONG. Documentos para descarga pagos y gratuitos

Bernal Daniel

BERNALDANIEL

Bernal Daniel Presentación

FUEGO SAGRADO
Catalogo. Agosto 1999.

Egar Murillo

”El Pintor está perdido cuando se encuentra a sí mismo”
Max Ernst (1891-1976)
Los artistas han sido siempre juzgados, vilipendiados y empujados por sus sociedades, hacia el abismo del dolor absurdo, muchas veces de la indiferencia; y en ese estado el verdadero artista debe hacer plantear su trabajo (que es lo único que tiene) que quizás no sea reconocido jamás. El artista debe tener un deber social que es el de dar salida a las angustias de la época, (parafraseando a A. Artaud), o sólo debe escarbar quirúrgicamente en el cuerpo de lo puramente estético?

En esta encrucijada, todo artista debe defender su esencia maldita, que es el de su invalorable libertad; la única substancia que lo hará verdadero, frente a los “exitismos” exigidos por la sociedad de fin de siglo.
Morir, partir, caer, sufrir, temer, comer, creer y amar, son los verbos con los que él hace carne sus propias obras y existencia. Son también los títulos escuetos, exactos, directos, fríos y duros como piedra, de sus cuadros.
Sin embargo ésta reciente producción, está determinada por uno de los elementos universales:
el fuego.

El fuego creador es el fuego de la pasión, de la destrucción o de la redención del cual emergerá un ser nuevo que retornará desde las cenizas.

La obra de todo artista, está teñida por todas las vicisitudes terrenales a las que se halla inmersa su humanidad. Por eso el germen ígneo de la temática del fuego, comenzó hace unos años atrás, con la energía vibrante, que da la pasión amorosa y sus vivencias.

El riesgo no es solo tema, sino también lo lleva a la realidad física quemando algunas superficies de sus obras. El riesgo se encuentra precisamente en esas actitudes llevadas al extremo, buscando un mundo irrepetible, un estilo propio.

Figuras negras, casi siempre sin rostro, de hombres y mujeres son anudados por llamaradas, lenguas ardidas, que salen de sus corazones, o que simplemente emergen desesperadas como el grito poético y salvaje de Víctor Hugo Cúneo (1925-1969) ardiendo con su cuerpo en la plaza Independencia.

Los mensajes son claros: la soledad, el desamor, la desesperanza, sin embargo no vive aquí la violencia, porque el artista nos muestra un espejo donde alumbramos y podemos reflexionar. En esta oportunidad, su propia evolución pictórica, lo ha llevado a que sus pinceladas sean más ásperas, expresivas y nerviosas. En general hay un gran colorido, pero también su eclecticismo y versatilidad lo llevan a la concreción de obras en blanco y negro, negativos de esas otras obras donde estalla el color. Es síntoma seguro también de escapar de los rótulos y los modelos, para determinar sus propias experimentaciones.
De qué nos habla Bernal con esta figuración, al mostrarnos esqueletos quemándose, un agujero gigante en una habitación, un barco ardiendo, figuras alquitranadas fragmentando sus existencias en el espacio y tiempo.

La ironía goza de buena salud en sus pinceles ye! desencanto no es “fashion” ni artificial, los artistas necesarios se construyen en la reflexión profunda a la que nos someten y Bernal está en camino de ese lenguaje tan arduo.

Fondo, figura, y fuego, serían los elementos primordiales con los que trabaja, un Prometeo posmoderno que ha arrebatado a los dioses el de la reflexión, del pensar fértil y no el del fuego fatuo, para entregarlo sin miedos a la humanidad.

 

 

LO UNO Y LO MULTIPLE

Catálogo. Diciembre 2001

Sonia Vicente

 

A comienzos del siglo XX, los hombres creían en el futuro, creían en el progreso y en la linealidad de la historia. Era un mundo que se movía inexorablemente del pasado hacia el futuro, un futuro en que sería posible la reparación de los errores y el bienestar de la humanidad. El arte, que compartía las ideas de la época, buscaba la novedad y la originalidad de la imagen y de la propuesta plástica.

Desde entonces, muchos sucesos han modificado nuestra visión de la realidad y nos han hecho reflexionar. Entre ellos, la tecnología, que hizo posible reproducir técnicamente infinitas copias iguales de una imagen. Con su advenimiento el arte se sintió conmovido, la originalidad y la unicidad de la representación, que habían constituido un valor y una búsqueda para los artistas hasta ese momento, dejan de ser un mandato. Resignado ya a un mundo posmoderno, desencantado del futuro y embelesado con el pasado, el arte contemporáneo se explaya en nuevas búsquedas que se ubican distantes de lo bello y de lo nuevo.

La repetición entonces se convierte en un fenómeno que caracteriza la cultura contemporánea y que a Daniel Bernal, artista de su tiempo, no le resulta ajeno. Su obra es una reflexión sobre las posibilidades plásticas de la repetición. El escarabajo, incontablemente reiterado, es tema de varios cuadros. Atrás, una figura velada se diluye en el fondo.

(El escarabajo es la representación de nosotros mismos: figura endiosada en culturas antiguas, es también un bicho repugnante que nos asquea; como el hombre, el escarabajo se mueve entre la santidad y inmundicia.)

La repetición también se presenta de muchas otras maneras: por ejemplo, en la representación pictórica (casi hiperrealista) de imágenes fotográficas, que son la repetición de una repetición; en un autorretrato duplicado; en un personaje reproducido en una misma obra y en dos tamaños diferentes, que luego emerge (reconocible) en otra pintura; en cuatro imágenes, absolutamente simétricas e idénticas, que soplan hacia un centro vacío. Algunos fondos muy planos y los colores puros que utiliza, repiten la estructura del lenguaje gráfico publicitario, y son una reflexión visual sobre el mundo que habitarnos.

Llama la atención también, la presencia, sin culpas, de guardas y elementos decorativos que equilibran la composición, ocupando el fondo plano y puro de dos de sus obras. Este tipo de imágenes ha sido considerado meramente decorativo por la Historia del arte, justamente porque repiten una forma. l3ernal las rescata y las incluye en la composición como un elemento pregnante.

La técnica misma que emplea en varias de sus pinturas es una investigación sobre la acción de repetir: la pintura no se realiza directamente sobre la tela, sino sobre una madera, y en negativo, luego de un proceso complejo, largo y minucioso, se invierte sobre el lienzo. Esta técnica que roza los límites del grabado y la pintura, provoca una imagen única, con procedimientos que recuerdan la impresión de obras múltiples.

En síntesis, la obra de Bernal es creativamente repetitiva, y con ello estrictamente contemporánea.

 

 

NADAR LA NOCHE.

Catálogo. “Figuración Critica” 1994

Ulises Naranjo.

Digámoslo: el tipo tiene algo de maldito. Toda la energía de la cara se concentro en una frente generosa, delatora: el tipo piensa colores y, cuando pinta, el pensamiento se retuerce e insiste y las imágenes se repiten. La escena transcurre a velocidades lentas y esta es la marca de su obsesión, lanzada desde la oscuridad. A nadie se le ocurriría pensar que Daniel Bernal comienza sus óleos sobre una tela blanco; estos cuadros nacieron negros y lo tarea del tipo consistió simplemente en dosificar la luz, para recordarnos que existe.

Hay una clave en sus cuadros (en todos la hay): el tipo intenta, desde la noche, recomponer los extremos de la experiencia, como un santo negro y niño con veleidades redentoras. Para eso aparece la luz, para que el tipo apoye la noche en la luna o en el agua o el fuego en una sonrisa o las caricaturas de nuestro pasado en la mirada compasiva de un niño o la estampa absurdo de una pareja huida de la fábula del amor en la victoria del invierno o la tragedia desatada en una madre de comercial alimenticio. El apoyo, la salvación momentánea, es siempre un gesto breve salido de otro cuadro, de otra mono que pinta y él ha de saber cuál es su bardo con eso de la catarsis y si es capaz de soportar, al mismo tiempo, la noche y la sonrisa.

Para el tipo, la hipocresía es oscuridad, que ataca desde un fondo cubierto de laureles que supimos conseguir: patria, religión, familia, educación, matrimonio. Digámoslo: el tipo está en crisis y es por eso que han huido de su paleta aquellos colores que las señoras desean para decorar el living de su casa y que él mismo amaba cuando era un joven argentino con servicio militar cumplido.

Repitamos: el tipo tiene algo de maldito. Tiene los brazos y los dedos demasiado largos, debiera tenerlos más cortos y las venas no debieran hinchársele tanto; su sangre es espesa. El tipo es más largo de lo que debiera y prolongo su densidad a las pinturas a través de sus dedos, lentamente. Daniel Bernal, el artista, no sabe decir hasta aquí llega mi puño y se contenta con abandonar la tela, después de largo tiempo detenido. Sin embargo, la contemplación de sus pinturas dura poco, lo que dura el sueño del rescate. Delatemos: el tipo quiere salvar el mundo o condenarlo, pero sin acercarlo a la limpieza, apoyándolo en otro lado: del fuego a la pared, de la tempestad a la calma, del cordero al pez, de la noche a la noche. El tipo es de Libra y busca ordenar la casa y decir sus cosas. Confía en su cabeza. Daniel Bernal es meticuloso: vuelve y vuelve, pero se detiene un segundo antes de la cascada, de la llama, del terror, del frío o de la muerte. Nadie muere en sus pinturas, aunque algunos de sus fantasmas lo piden por clemencia.
Óleo tras óleo, todo tiene el tufo denso de un barroco postmenduco. Una excusa de la sombra para festejar la luz. Uno mira y pienso: ¿Cuánto perdimos de vida, a pesar de que vivimos tanto? ¿Cuánto de luz en la búsqueda de la luz? ¿Quién responderá por lo que perdimos y lo que ganamos? ¿Daniel Bernal responderá por sus pinturas? ¿Llegó al fondo de la oscuridad a que ahora nos somete? ¿Tiene derecho a exponer esta evidencia? ¿Se la banca?
Hay un pájaro inmóvil camuflado en lo noche de estos cuadros. Y el tipo tiene algo de maldito.

Cronología

Nacimiento: 1959

Formación:

Cursa estudios universitarios en la Facultad de Artes Plásticas de la Universidad Nacional de Cuyo. Egresa con titulo de Profesor de Aries Plásticas, especializándose en Pintura.Ha realizado más de 70 muestras entre individuales y colectivas. 

Exp. Individuales 

2000

Muestra individual Fundación Mujer, Mendoza.

1999

Muestra individual Museo Municipal de Arte Moderno, Mendoza.

1995

Centro Cultural General San Martín Buenos Aires.

1994

Centro Cultural recoleta Buenos Aires

Museo Municipal de Arte Moderno Mendoza

1993

Sala de Arte Patio Mitre, Pintura, Mendoza. 

Exp. Colectivas

2001

– Bernal – Murillo -Centro Cultural Alberto Rougés, San Miguel de Tucumán.
1996

– Retrospectiva del futuro – Museo de Arte Moderno, Mendoza.
1994

– Bernal – Sisinni – Centro Cultural General San Martín, Buenos Aires.
1993

– Primera Muestra Jóvenes Artistas Plásticos” Sala Fidel de Lucía, Mendoza.

– Salón Regional Exposol, Pintura, San Juan.

– Salón Pequeño Formato Salas Provinciales de Cultura, Pintura, Mendoza.

– 28º Aniversario Canal 9 de Plásticos Mendocinos Contemporáneos, Pintura, Mendoza

1994

– Muestra Individual Museo Municipal de Arte Moderno Pintura, Mendoza.

1994

– “Primera Muestra Jóvenes Artistas Plásticos”, Sala Fidel de Lucía, Mendoza.

1993

– Muestra “2B Aniversario Canal 9 de Plásticos Mendocinos Contemporáneos”, Pintura, Mendoza.

1993

– Salón Regional Exposol, Pintura, San Juan.

1993

– Salón Pequeño Formato Salas Provinciales de Cultura, Pintura, Mendoza.

1993

– Salón de Artes Plásticas Vendimio 93, Museo Fader, Pintura, Mendoza.

1992

– Gran Premio del Fondo Nacional de los Artes, Pintura, Mendoza.

1992

– 12º Salón de Pintura del Consejo Profesional de Ciencias Económicas, Pintura, Mendoza.

1992

– Salón Nacional de Artes Plásticas, Pintura, La Plata.

1992

– Exposición “Mendoza exporta”, Museo Emilio Caraffa, Pintura, Córdoba.

1992

– Exposición “Mendoza exporta”, Museo Municipal de Arte Moderno, Pintura, Mendoza.

1992

– Bienal de Artes Plásticas, Centro de Congresos y Exposiciones, Pintura, Mendoza.

1991

– 11º Salón de Pintura del Consejo Profesional de Ciencias Económicas, Pintura, Mendoza.
– Salón Nacional de Artes Plásticas, Museo Fader, Pintura, Mendoza.
-Salón de Artes Plásticas Vendimia 91, Centro de Congresos y Exposiciones, Pintura, Mendoza.

-Exposición “7+2 Conjunciones”, Sala de Arte Club Gimnasia y Esgrima, Pintura, Mendoza.

1990

-Salón de Pintura del Consejo Profesional de Ciencias Económicas, Subsecretaría de Turismo, Pintura, Mendoza.

1990

-Exposición de Pintores Mendocinos en lo Feria Internacional de Santiago (FISA), Pintura, Santiago, Chile.
-Salón Federal de Artes Plásticas, Pintura, Córdoba.

-Salón de Artes Plásticos Vendimio 90, Centro de Congresos y Exposiciones, Escultura, Mendoza.

1989

Exposición “Molina-Bernal”, Hall Municipalidad de Mendoza, Pintura, Mendoza.

1989

-Beca Fundación Chiapasco de Pintura 1989, Pintura.
-Salón de Artes Plásticos Vendimia 89, Centro de Congresos y Exposiciones, Pintura, Mendoza.

1988

-Salón de Pintura Banco de Previsir5n Social, Mendoza.

-Exposición en AMICANA, Pintura, Mendoza.

-Bienal de Artes Plásticas, Centro de Congresos y Exposiciones, Escultura-Pintura, Mendoza.

-Exposición “Valores jóvenes del arte mendocino”, Sala Embrioni, Diario Hoy, Pintura, Mendoza.

-Muestra itinerante de alumnos de la Facultad de Artes, Pintura, Mendoza.

-Exposición “Bernal-Molina”, Sala Sergio Sergi, Radio Nacional, Pintura, Mendoza.

-Exposición “Artistas jóvenes”, Centro Cultural, Pintura, Mendoza.

1986

-Bienal de Artes Plásticas, Museo Municipal de Arte Moderno, Pintura, Mendoza.

1985

– “Muestra de Arte No Convencional”, Museo Municipal de Arte Moderno, Escultura, Mendoza.
-Exposición “Semana del agua”, Departamento General de Irrigación, Dibujo, Mendoza.
-Exposición “UNCarte”, Museo Municipal de Arte Moderna, Pintura, Mendoza.
1983

-Exposición “Estamos aquí”, Centro Catalán, Pintura, Mendoza

Premios 

– Primer Premio Salón de Ciencias Económicas1995

– Primer Premio Salón Barbera de Artes Visuales 1993
– Premio Mención Salón de Pintura del Consejo Profesional de Ciencias Económicas, Mendoza. 1993

– Segundo Premio Casa Lara, Pintura, Mendoza. 1993
– Primer Premio Salón Barbera, Salas Provinciales de Cultura, Pintura, Mendoza. 1993

– Primera Mención Salón Vendimio 93, Pintura, Museo Fader, Mendoza. 1993

– Premio Mención Salón de Pintura del Consejo Profesional de Ciencias Económicas. 1990

– Beca Fundación Chiapasco de Pintura, Mendoza. 1989

– Premio Mención Salón Vendimia, Centro de Congresos y Exposiciones, Pintura, Mendoza. 1989

Acervo:

Su obra se encuentra en colecciones particulares del país.

Otras actividades 

En los primeros trayectos de su carrera realiza escenografías de diferentes obras teatrales. En los últimos años dirige un taller particular de artes visuales.