Archivo y base de datos de arte mendocino.
Desarrollados por la ONG. Documentos para descarga pagos y gratuitos

Astorga Marcela

 

 

Astorga Marcela Presentación

Ana Maria Battistozzi
Buenos Aires, marzo 2007

La presentación de la obra de Marcela Astorga en Mendoza plantea la oportunidad ideal para indagar por el sentido del sistema de tensiones que la habitan y se manifiesta de manera particularmente rotunda en el estadio actual de su producción. Un sistema de tensiones que de alguna manera, podría remitir a la vieja oposición civilización—barbarie/puerto- interior que ha tramado la historia de nuestro país desde sus orígenes y, no por azar, se filtra en la obra de esta artista nacida en esta provincia y radicada en Buenos Aires desde 1984. Pero en modo alguno se limita a ella. Podríamos hablar más propiamente de tensiones que emergen como fenómenos sensoriales ampliados que instalan la idea de un orden imposible perforado por cierto salvajismo inherente a la condición humana que irrumpe de manera inevitable en cada intento de la razón. Se podría decir también que los síntomas que provee la obra de Marcela Astorga Fueron apareciendo a medida que la artista depuró cuestiones Formales y afinó la elección de los materiales que habrían de conducir el sentido de estos trabajos que proponen una experiencia más allá de la visión, que se constituye tanto en ci tacto como en ci olfato.
Así no es una casualidad que Astorga, que en un comienzo Fue pintora, pasara de la representac.-ión a la presentación de aquello que entiende evoca ese fluir indómito que se impone brutalmente en cualquier sistema de la cultura. La carne, el cuero, la piel y las crines de caballo fueron alimentando sucesivamente la modalidad de la apariencia elegida por la artista, lo que sugiere también una indagación por el material adecuado, capaz de actuar por sí mismo, sin mediaciones. Así en crudo, de alta densidad no tecnológica.
En la serie de obras que aquí presenta uno podría rastrear el esquema de una grilla o una estructun modular, geométrica de cuño constructivo, que la modernidad primero y más tarde los proceso ligados a la abstracción conceptual, han asociado a la representación de los sistemas del pensamiento racional. Cabe recordar por caso, que teóricos como Donaid Kuspit o Suri Gablik han visto en las estructuras modulares de Sol LeWitt, la ilustración del pensamiento racional mismo. Sin embargo, y en un giro radicalmente opuesto, Rosalind Ktauss ha observado que ese sistema secuencial de repetición de Formas, más que la razón misma puede implicar el rasgo obsesivo de su extravío.
A cual de las dos corresponderían las grillas geométricas de Astorga con sus fisuras, sus contaminaciones áridas y sus elementos salvajes? ¿A qué razón Funcional responde una silla que no brinda reposo? O las casas hechas de correas que uno imagina ya no corno ámbitos de protección sino de castigo?.
Las obras de Astorga no pueden ser leídas en función de la fidelidad con que remiten a las apariencias sino mis bien por la transparencia con que aproximan un modelo distinto de aquél que imaginó la modernidad. Un modelo actual atravesado por la lógica rudimentaria de una realidad salvaje Scrd entonces la resistencia que ofreció la tierra, en esta tierra de “pedemonte” lo que modeló su mirada? O más rreamente la convicción de que una obra, sólo tiene vida cuando se impone física y mentalmente a las tensiones. [/wptab]

 Cronología

Nacimiento: 1965

Formación: 

Beneficiaria de importantes becas, premios y residencias tales como en el 2002 Madinina Workshop en Martinica, Francia y Beca Fundación Antorchas, Argentina. En la actualidad vive y trabaja en Buenos Aires. 

Exp. Individuales y Colectivas:

Desde 1993 hasta la fecha ha realizado numerosas muestras individuales y colectivas en lugares como Galería KBK arte contemporáneo-México DF., el Centro Cultural Recoleta-Bs.As., MUSEO DE ARTE MODERNO DE BS AS, Ferias ARCO — Madrid, Aífordable Art Fair-New York, Art Basel Miami, ArtboColombia, MACO — Mexico y artcBa Argentina entre otros. 

Acervo:

Poseen obras suyas el Museo de arte moderno de Buenos Aires, la Colección J iímex, Thc Zabludowicz Collecrion de Londres y colecciones privadas nacionales e internacionales.