Archivo y base de datos de arte mendocino.
Desarrollados por la ONG. Documentos para descarga pagos y gratuitos

Acjia Mariela

ACJIAMARIELA

 Acjia Mariela Presentación

Mariela Gonzalez, Mendoza 2007,

texto de tesis de licenciatura, FAyD UNC

 

LA BELLEZA DE LA IMPOSTURA, OCUPACIÓN DEL ESPACIO URBANO

 

 

En este momento lo que tengo para decir, es que el objeto o suceso simbólico, debiera arraigarse en la conciencia colectiva, ocupando espacios significantes, devolviéndole el sentido a nuestras practicas cotidianas.

Restituirle a nuestras vidas el valor del día a día poéticamente, provocando expansión, conocimiento, estremeciendo, embelleciendo desde la acción, a veces, aparentemente brusca o de choque como las reacciones que provocan las mujeres creando, en Bolivia, es una manera de reconocernos como seres ricos y diversos, capaces y artífices de una vida mas justa.

Redefinir el lugar del arte, del artista, de la obra,  en nuestra sociedad es un paso previo para que estos, en dado momento, sean capaces de  sensibilizarnos y desestabilizar la manía perversa de adormecernos.

Hasta que el universo artístico no proponga un lugar ideológico que priorice aquella vía, quizá sea una saludable actitud, la del colectivo feminista,  mujeres creando, movimiento social, que nada quiere tener que ver con rangos artísticos, incluso contando con la riqueza de instrumentos creativos,  discursivos, simbólicos que provocan un impacto fantástico en su comunidad.

 

 

Fragmento, Idem anterior

 

Invito a cada lector/ra a omitir el significado o asociación mas reciente o mas impregnada de connotaciones negativas o despectivas de aquellas palabras y procuren o dirijan vuestra atención a la raíz de aquellas o al sentido más cabal que encierran.

Me estoy refiriendo a palabras tales como “revolución”, “feminismo”, “capitalismo”, “elite”, “lucha”, “social”, “memoria”.

En un artículo llamado  Reencuentro con la memoria, Nelly Richard señala:

 

“Como muchas de las palabras puestas a circular anodinamente, sin peso ni gravedad, por las vías comunicativas de la política mediática de la televisión, la palabra “memoria” ha borrado de la verbalizacion publica el recuerdo intratable, insaciable, de la pesadilla que torturo y suplicio a sus sujetos en el pasado” (Richard, 2004 p.15 )

 

Las palabras no son ingenuas y lo que detonan y denotan tampoco, el propósito de no sustituirlas es dar posibilidad de que recuperen  un sentido que fue en el tiempo amortiguado, desdibujado o dulcificado, cuando no convertido en cliché.

 

lires.acjia@gmail.com